viernes, 26 de septiembre de 2008

FRIDA KAHLO

Anoche tuve el privilegio de asistir a un espectáculo de la Bienal de Flamenco con el que flipé de verdad, me emocionó, me hizo sentir y el teatro entero tembló de gusto y auténtica emoción flamenca. Se trataba de "Kahlo / Caló", un montaje protagonizado por el bailaor Amador Rojas y que contaba la vida de la pintora mito Frida Kahlo. Siempre he admirado a Frida y a partir de ahora he empezado a admirar a Amador Rojas.
Cuando veía los pasajes de la obra, recordaba los versos del poema que escribí hace ya tiempo sobre Frida:

APARTE

Frida es revolucionaria y consentida por su pena,
es negra de dolor y falsa en su valentía.
Está ciega dentro de su barca de flores
y los monos se ríen de su cara
mientras ella, rota,
canta la puta llorona y se pasea por las calles
buscando el milagro de los dedos,
de las voces de los otros,
de los gatos que ya no son negros,
de las uñas que arañan
y de las hermanas traidoras…
¡Salgan todos de mi casa!
¡Sí, mi casa!
¡Salgan todos de mi tierra!
¡Salgan todos de esta urna que es mi alma!
Y vayan a buscar ayuda al país que vive enfrente,
vayan al lugar que yo no conozco,
al agujero que un día hice en mi lucha
y vuelvan a contarme lo que nadie quiso decirme
cuando me estaba muriendo.
Vuelvan para regalarme todo lo que me quitaron
cuando creían que no me daba cuenta.
Vuelvan para repetirme que no me fui con ellos,
sólo asomé la cabeza
perdí la oreja izquierda,
se quedó sorda la esperanza
pero la muerte, ilusionada, se quedó quieta
abrazada a mi pierna de palo
y tumbada en la cama de mi abuela,
soñando que un día ganaba una medalla,
vomitando orgullo,
sin tener que terminar la dolorosa carrera…
Escupiendo a la meta.



2 comentarios:

NohemíMex dijo...

Nuria, soy mexicana, también admiro a Frida Kahlo, te envio un
poema que le escribí.Saludos de:

Nohemí Sosa Reyna



EN HOMENAJE A FRIDA KAHLO

Estrella que brilló más no fue luz
ni lumbrera en la frente de su niño
niño que no nació
sueño de líneas pleno
sublime de color
de gloria lleno
tardío descanso de un trágico vivir
de amor
de un siglo envuelta en alcatraces
paredes donde él veía pasar la
historia
de su mundo
rivera de su río a veces turbulento
a veces transparente
Rivera niño
Rivera de overol hoz y martillo
Él se escondía para no verla cobijada/
por la muerte
burladora de quirófanos y espasmo
la calaca
esqueleto que dormía en el bisel de su cama
era divertimento/ calavera de azúcar
Frida
muy digna te corona tu adorno de tehuana
es belleza el bordado
y el oro anuncia un reino
fumas a veces
en las volutas se forma una utopía/
de mujer formidable
cierva amada más flechada y herida
Frida
Frida
si vieras el amor que hoy despiertas
tu mágica paleta fuera caudal de vida
¿quién pintaría los álgidos retratos?
con tu dolor supiste mantener vivo
nuestro sueño
el vibrar mexicano

Nohemí Sosa Reyna

Anónimo dijo...

gracias, Noemí por tu poema. Somos muchos los que flipamos con la figura de Frida, está bien compartirlo.
Nuria