jueves, 1 de enero de 2009

MOMENTO


Fotografía de Nuria Mezquita


Mis muslos no paran de abrirse
para sonreir al mundo.



Se han encendido los poros
de nuestro cuerpo
como un aviso,
una señal de batalla abierta
que nos recuerda quiénes somos
a qué hemos venido.

Las huellas de nuestros dedos
se dilatan, como el resto.
Todo lo adornado de color carne
se disfraza de sangre
se inyecta de apetito
y se derrama.

Entonces ya no estamos
ya no somos
no nos importa el tiempo
el olor
el daño
el ruido
los otros
el hambre
la humillación
el sudor
el frío
las promesas
la traición
el olvido…

He logrado encender de nuevo
esta vela
impregnada de humedades azules
y he dejado caer una gota en
la espalda de tu cuerpo.
Todo lo importante,
todo lo que existe
ha salido volando por
la ventana de este cuartucho
roto
que hoy ha querido escondernos.

Esperando a que llegue
el final de lo escondido
aguanto la respiración
aprieto fuertemente los sentidos
desde el lugar donde me termino
y te termino,
intentando tapar cada hueco
para que no pueda escaparse ninguno,
para beberte entero
en este tenue instante
en el que milagrosamente
somos uno.

5 comentarios:

marian lopez oliva dijo...

me encanta como dibujas con palabras......mujEr...DULCE.
;)
un besito nuria, desde madrid, para los 3.
maRiaN

Anónimo dijo...

besos fuertes para ti tambien marian. me alegra enontrarte!

Nuria

javier payeras dijo...

un saludo desde guatemala

Denzel Zeid dijo...

Cuanto arte en esas palabras, como discurren por el blog, como fluye hacia los sentidos...
mmmuaks

iNDigEstA dijo...

.
.
. . . WOW.


Nunca, dejarás de sorprenderme, de GUSTARME.