viernes, 12 de marzo de 2010

Primer Poema de la colección "DETALLES"

Empiezo a mostrar aquí una pequeña colección de fotos poemadas, o poemas-foto, o como se quiera llamar, en la que sólo muestro pequeños detalles de la vida cotidiana.



En esta continua falta de detalles,
olvidamos que las cacerolas
siempre hay que limpiarlas
después de usadas,
fregarlas a conciencia,
hasta que salga el último resto de alimento,
con mano firme
pero con suave esponja
para no arañar los fondos,
esos fondos heridos,
marcados,
incapaces
de albergar nada, luego,
que no lleve aroma
a usado,
a quemado,
a viejo.



2 comentarios:

Javier Gato dijo...

Esta técnica de utilizar circunstancias cotidianas, aparentemente vulgares, pero llenándolas con la poesía de un significado trascendente, universal -muy el rollo de María Eloy- me parece todo un acierto. Explota esta veta, Nuria: poemas como éstos añadidos a los que ya tienes (Danko, Marilyn, etc.) pueden dar como resultado un tercer poemario EX-TRA-OR-DI-NA-RIO. ¡Besos!

Helenaconh dijo...

Qué imagen y qué metáfora más buenas.